jueves, 10 de noviembre de 2011

Adagio_009



Contigo, champán y centolla.

©JAVIER VALLS BORJA
©fotografía play4smee (fuente flickr), publicada bajo una licencia Creative Commons

6 comentarios:

  1. Que dios dijo hermanos pero no primos.
    Yo, champagne y centolla, también.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo soy de jamón y Rivera del Duero... que una tiene gustos sencillos, pero gustosos a más no poder.
    Besos miles

    ResponderEliminar
  3. Lola, especifica que el jamón, de Teruel, que ya sabes cómo se pone Ángel :)))

    ResponderEliminar
  4. Querido mío, de mis entretelas... el jamón: de Teruel, de Trevelez, de Salamanca, de Extremadura, de la Puerta del Sol, del Museo del Jamón, de Jaaaabugo....!!!
    Jamón güeno, güeno y yastá!
    :)))))

    ResponderEliminar
  5. Pero si yo lo digo por Ángeeeel, Lolaaaa... Es que el pobre se transmuta cuando no oye las palabras "jamón" y "Teruel" juntas en la misma frase. Avisada quedas :)))

    De todos modos, ahora que no nos oye, yo, antes de ser vegetariano, era un apasionado de cualquier jamón que se me pusiera por delante (que no fuera de los de jamonificadora), y sugiero otra combinación: jamón de Teruel con un tinto "Terra alta", de Tarragona, que conviven en tiempo y espacio y forman un cóctel delicioso. Pruébalo y ya me dirás... aunque mejor no lo hagas (no que no lo pruebes, sino que no me lo digas), que ya salivo como los perros de Pavlov.

    Bueno, en cualquier caso, que aproveche.

    Beso.

    Beso.

    ResponderEliminar