martes, 17 de julio de 2012

Adagio_015



La clase política carece de clase.

©JAVIER VALLS BORJA
©fotografía renatomoll (fuente flickr), publicada bajo una licencia Creative Commons

6 comentarios:

  1. Claro, nos han recortado hasta las clases!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni clase, ni sentimientos, ni vergüenza, ni dignidad...

      Eliminar
  2. Y lo peor es que son conscientes de que carecen de todo eso pero si se detienen a reflexionar no pueden cumplir con sus amos económicos y sus compromisos económicos personales . Pueden cambiar de partido o adoptar las ideas del adversario si llegan a la conclusión que les da más rédito, no importa cuanto lo hayan criticado durante la campaña electoral.A veces intentan quedar bien con todos, total, cuando la gente en la calle les señala la estafa, sacan a "las fuerzas del orden" y si hay heridos, muertos o detenidos,no importa, también tienen un discurso para ello: eran "infiltrados del extranjero" y si cayeron transeúntes neutrales que por allí pasaban fueron "daños colaterales.
    Cristina Pailos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo carecen de clase, Cristina, sino de lo más elemental: el respeto hacia los demás. No valen sus buenas palabras, ya sabemos que son mentira, meras patrañas para conseguir sus objetivos, cada vez más alejados de los nuestros.

      Saludos :)

      Eliminar
  3. Interesantes temas van apareciendo en esta página. Siento que hay buen "feeling" (utilizo feeling para no tener que pensar como se dirá lo mismo en español de España, pero hay que reconocer que el uso de "feeling" es una de las tantas tilinguerías globalizadas . ¿Y que es tilinguería? quizás te estés preguntando: es una palabra del lunfardo, de ese idioma que aparece en los tangos y a menudo no se entiende muy bien. Quiere decir : cursilería. Ya no se usa tanto, pero a mí me encanta decir: -ese es un tilingo de marca mayor-o si se trata de una mujer digo- que mina tilinga.

    Me llama la atención este tipo de intercambio porque ahora confieso que cuando vi el título de Cumbres blogrrascosas pensé que se trataría de un club de "fans" de las hermanitas Brontë y como hace tiempo que no frecuento ni a Emily ni a Charlotte me imaginé una linda tarde con té de Ceylan y scons en alguna gran casa en la campiña inglesa durante el siglo XIX. Es cierto que ambas fueron bastante torturaditas , pero disfrutaban de un tiempo que no corría tanto como el nuestro y podían sentarse a escribir hasta que las velas no ardieran. Enormes melodramas pero que en una época me encantaron . Mi sensibilidad cambió pero les reconozco a ambas , como a tantas otras grandes escritoras inglesas (y escritores también, claro), haberme regalado un retrato magnífico de la sociedad inglesa de la época, del comportamiento de las clases sociales, de las diferencias entre clases sociales y de lo bien que vivían algunos con las poblaciones que se deslomaban en las colonias de Africa, o con las vacas y cueros argentinos. Una buena novela enseña mucho más que pesados tratados de economía y política.
    De todas formas mi escritora inglesa preferida es Mary Shelley. Su Frankestein o Moderno Prometeo no deja de tener vigencia. Diría que hoy tiene más vigencia que nunca cuando los hacedores de la monstruosa criatura que han hecho del mundo habitable no saben que hacer con ella. Podrían reflexionar un poco en lugar de usar a Frankestein en películas tontitas para ver si el público se asusta de efectos especiales.
    Saludos y buenas noches
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Feeling" es perfecta, Cristina, puesto que ya es una palabra "global", pero, como es natural, tiene sus alternativas. Copio y pego, a modo de curiosidad, la definición y los consejos sobre esta palabra por parte del Fundéu BBVA, fundación que vela por el buen uso de la lengua, en todo su ámbito geográfico, en colaboración con la RAE (una de mis páginas de cabecera):

      DEFINICIÓN "filin"

      El anglicismo "feeling" puede adaptarse al español como "filin" o, mejor, traducirse por química, compenetración, etc.

      Prefíéranse las palabras españolas química, entendimiento, compenetración, sintonía, etc. o, en todo caso, adáptese al español "filin" el anglicismo "feeling".

      Por si te interesa bucear un poco por los entresijos del lenguaje, te pongo la dirección de la página: http://www.fundeu.es/

      He de confesarte, sin ningún tipo de rubor, por supuesto, que yo también pasé mi época victoriana (o previctoriana), sobre todo de la mano de Jane Austen, a la que sigo considerando como una de las autoras más grandes de la literatura inglesa, irónica y mordaz con la sociedad de su tiempo sin perder un ápice de elegancia en ninguna de sus obras. Con las películas que se han hecho a partir de sus novelas, si bien son "bonitas" de ver, ya que les han dedicado medios y presupuesto, pasa un poco lo mismo que con tu queja sobre Frankenstein, que se han quedado, la mayoría de las veces, en lo llamativo, en lo cursi, pasando de refilón por la magnífica crítica social (casí la calificaría de sociologíca) que hace en todas sus novelas.

      De las Brontë solamente conozco (obviamente) "Cumbres Borrascosas", de Emily, y "Jane Eyre", de Charlotte, y nada del resto de hermanos, pero no me gustan tanto como las obras de Austen, puesto que estas se decantan más por la tragedia melodramática, casi diría, de telenovela (con lo cual fueron unas avanzadas a su época, jajaja...).

      Hay muchos otros, claro está, que también han ido dejándome su impronta, pero he de decirte, así en voz baja, que a Mary Shelley la tengo pendiente, y eso que su Frankenstein es uno de los volúmenes que llenan mis estanterías, pero prometo hacer los deberes y leerlo en breve.

      Me ha encantado "tilinguería" :)

      Eliminar