martes, 30 de abril de 2013

Te vigilaré desde el infierno




Sus manos se cerraron alrededor de la garganta del yacente, a quien creyó dormido, pero que hacía varias horas que era cadáver; así lo confirmaban la palidez y la frialdad de su piel. Apartó las manos bruscamente, con una mezcla de sorpresa y repugnancia por tocar un fiambre, aunque un momento antes no hubiera tenido reparos en matarlo él mismo.

Al lado del muerto, en la almohada, había un tubo de pastillas vacío y un papel doblado, con su nombre escrito en rojo, bien visible. Leyó la nota y, sin pensarlo dos veces, sacó la pistola, se dio la vuelta y le descerrajó dos tiros a su acompañante, que no tuvo tiempo ni de darse cuenta de lo que ocurría.

Sin temblarle el pulso ni lo más mínimo, releyó la misiva:

"El hombre que tienes detrás te está apuntando con una pistola; yo le he pagado para que te mate, pero mi hija está enamorada de ti. Como, por suerte, no viviré para verla contigo, he decidido darte una oportunidad. Cuídala, te vigilaré desde el infierno".

©texto JAVIER VALLS BORJA
octubre 2012 - abril 2013
©fotografía olgaberrios (fuente flickr), publicada bajo una licencia Creative Commons

Este microrrelato fue escrito en origen para concursar en Getafe Negro 2012, no habiendo resultado premiado, y ha sido revisado para incluirlo en el blog.

2 comentarios: