sábado, 29 de marzo de 2014

Noche de san Juan



Te sientas frente al mar
y tus ojos negros son verdes
porque lo reflejan,
y son azules cuando miran al cielo,
y brillan en rojo y amarillo
ante el fuego de san Juan.

Y aún en la negra noche
iluminan reflejando estrellas,
Sirius, Altarf, Aldebarán.

Y tu boca es roja como la sangre,
aún más después de besar su boca,
roja como la sangre roja
que late por tus arterias
llevando oxígeno a cada uno
de los capilares de tu piel,
que se eriza al contacto
de sus labios.

Y te sumerges en la luna
reflejada en el mar,
desnudo de ropa y tabúes,
de miedos y pudores,
y el agua tibia te acoge
cual útero amoroso
que te renueva.
Y tú sabes que algún día
volverás a ella para quedarte,
pero que aún quedan
muchas olas por romper.

La vida está a las puertas.

Entra.

©texto JAVIER VALLS BORJA
marzo 2014
©fotografía Chema Concellón (fuente flickr), publicada bajo una licencia Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario