martes, 10 de febrero de 2015

Adagio 025



Darlo todo a quien no lo quiere no es síntoma de la indiferencia del otro, sino de la necedad del uno.

©texto JAVIER VALLS BORJA
©fotografía El señor Ubé y el señor Botijo (fuente flickr), publicada bajo una licencia Creative Commons
febrero 2015

4 comentarios:

  1. Justo! porque hay algo que se llama empatía

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La empatía requiere una retroalimentación que no siempre se da, lamentablemente.

      Eliminar
    2. Si no se da no hay empatía, creo, pero a menudo nos pasa que nos negamos admitirlo y ponemos filtro a lo evidente.

      Eliminar
    3. Ponemos filtros porque tenemos miedo.

      Eliminar